Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Radio Online

EN DIRECTO

Botones

“La falta de agua suena a pobreza, emigración, maleta amarrada con una cuerda, legañas…”

Fernando Rubio preside la Junta Central de Usuarios del Agua. Hoy habla con nosotros sobre el pasado, presente y futuro de la agricultura en la comarca


Fernando Rubio
Miguel Ángel Sánchez / 13·07·2016

Junto al pulpileño Javier Serrano y el cuevano Matías Gómez forma un triunvirato de alto rendimiento para la agricultura comarcal. Silenciosos, recorren pasillos y despachos de la administración a la búsqueda de agua. Antítesis del pedigüeño que espera todo del presupuesto público, Serrano, Gómez y Rubio exigen y discuten con la fuerza que les otorga la capacidad de un sector que en el Levante no teme asumir con fondos propios lo que corresponde a los gestores del erario. La España seca que forman Alicante, Murcia, Granada y Almería saben de su eficacia y les respetan. En ‘Madrid’ y ‘Sevilla’, también. Si les dejan hacer el puerto seco, a nuestra tierra le toca la lotería.

- Vuelven a reunirse los agricultores de la España seca, ¿qué les ha llevado citarse?
- La reunión tuvo un interés especial porque a través de FERAL, la Federación de Regantes de Almería, en la que estamos las agrupaciones de regantes del Levante y el Almanzora, de Níjar y el Poniente, hemos conectado con nuestros iguales de Murcia y Alicante, con los que compartimos idéntica problemática por el agua de regadío.
- ¿Y qué conclusión han sacado?
- Que la situación actual no se puede prolongar por más tiempo. Necesitamos agua desde la España húmeda a la España seca. Que debe haber un precio único para el agua de regadío y que el agua desalada debe tener un precio razonable.
En lo que respecta a Almería, hemos hablado de la autovía del agua, que debe unir el embalse de Benínar con el del Almanzora. Sin perder de vista la conexión con la presa granadina de Rules.
También hemos hablado del precio abusivo del agua que tenemos en nuestra comarca, debido a la alta financiación del Trasvase Negratín-Almanzora.
- ¿Abusos?
- Cuando se puso en marcha la obra, hace ahora 12 años, ya nos dimos cuenta de que los presupuestos eran exagerados, pero no podíamos permitirnos el lujo de paralizarla porque necesitábamos imperiosamente el agua. Por eso hablo de abuso y de un balance de obra muy negativo en cuanto al coste total final.
- Pero una actuación pagada por los usuarios de ese trasvase, que son ustedes los regantes, pero que es coordinada por la administración debía contar con controles que ajustaran calidades y precios.
- Los controles, si los hubo, no funcionaron como nos hubiera gustado a nosotros.
El resultado final fue un coste de 180 millones de euros a los que hay que añadir los intereses. Los agricultores acabaremos pagando de nuestros bolsillos un total de 450 millones a lo largo de 50 años. Eso es muy caro, mucho dinero, muchísimo, y lastra nuestra agricultura.
- Pero si ustedes pagaban algo controlarían…
- Hubiese sido lo lógico, pero no, nunca controlamos la obra. Nuestro papel era el de pagar, y pagábamos por necesidad. Hoy, amortizar las obras nos cuesta sangre, sudor y lágrimas.
- Sin embargo el proyecto contemplaba mini estaciones eléctricas y toda clase de mejoras para obtener un precio final del agua asequible.
- Sí, la obra es muy buena, es una gran obra, es la obra más importante que se ha hecho en el Almanzora. Los pantanos de El Negratín y el Almanzora se unieron, se construyeron centrales hidroeléctricas en Tíjola y Huércal Overa, pero el coste final fue muy alto.
- Hablaríamos ahora de una inversión inferior si el proyecto lo hubieran desarrollado ustedes directamente.
- En general, las obras que realiza la iniciativa privada son más baratas y se hacen en menor tiempo que las de iniciativa pública. Si nos hubieran dejado hacer la obra a nosotros el coste final habría sido muy inferior. Habría sido esclarecedor haber revisado a fondo toda la obra.
- Con el telón de fondo de Acuamed y sus presuntas corruptelas inquieta escucharle decir esto.
- Yo no me atrevería a hablar de corrupción. Los sobrecostes, cuando los hay, no sólo pueden ser achacables a la corrupción sino a imprevisiones en el proyecto original.
- ¿Qué le parece que durante esta pasada campaña el PP haya desempolvado el trasvase del Ebro? ¿No ha tenido tiempo de hacerlo en los cuatro años de gobierno anteriores?
- Mire, la derogación del trasvase del Ebro fue una puñalada por la espalda a todo el Sudeste español. Era una obra financiada con fondos europeos. Y no sólo no se usaron sino que, para colmo, hubo que indemnizar con muchos millones de euros a las empresas adjudicatarias de las obras en distintos tramos de diversas provincias. Recordamos con nostalgia los primeros tubos colocados en Huércal-Overa, la inauguración por la mañana por parte de José María Aznar, la presencia de Manuel  Chaves por la tarde, con aquella frase lapidaria: “Lo importante no es el primer tubo, sino el último”. Pocas semanas después llegó la derogación del Trasvase del Ebro por parte de Rodríguez Zapatero. Y pensar que le ganó a Bono por 15 ó 20 votos. Qué mala suerte. Contigo empezó todo, Zapatero. Incluido el lío que tenemos a nivel nacional.
Pocas semanas después nos reunimos en Almería regantes y empresarios, con dirigentes del PP. A esta reunión iba a acudir el Presidente de Valencia, Camps, pero tuvo que volverse desde Puerto Lumbreras por el accidente del metro de Valencia. De todas formas, nos dijo Javier Arenas: “Cuando ganemos las elecciones, en el primer consejo de ministros volvemos a poner en marcha el Trasvase del Ebro”. Sin comentarios.
- ¿Entonces no cree que se recupere aquel Plan Hidrológico Nacional?
- Me gustaría, pero a los hechos me remito. Ahora lo veo muy difícil. Si se pudieran poner de acuerdo PP y PSOE se podría solucionar el problema del agua de forma inmediata y definitiva. Yo lo veo facilísimo. Pero, ¿por qué para ellos es imposible?
- Almería, junto con Murcia y Alicante, forman un frente agrícola económico más que notable. ¿No es eso bastante para que les presten atención cuando dan la voz de alarma sobre la falta de agua y la posibilidad de que se hunda un pilar económico tan importante para España?
- El agua es vida, es trabajo, riqueza, exportaciones, divisas. La falta de agua suena a pobreza, emigración, maleta amarrada con una cuerda, miseria, esparto… legañas. Todos nuestros políticos lo saben. ¿Por qué no lo solucionan?
- ¿Qué destacaría de la reunión que mantuvieron con sus homónimos de Murcia y Alicante el pasado 7 de junio?
- Para mí lo más importante es la unidad de los regantes de Almería, Murcia y Alicante, a los que hay que añadir a los de Granada, que están también en nuestra línea. Se ha elaborado un dossier que hemos entregado a todos los partidos para que conozcan nuestras propuestas. Las más importantes son las transferencias desde donde hay agua de sobra a donde falta. También es muy importante para nosotros el precio único del agua. No es de recibo que paguemos aquí el m3 a más de 0,40 euros, y en otras zonas del España tenga un precio de dos céntimos. Sin olvidar el agua procedente de la desalación, que es muy importante y que  debe tener un precio asequible.
En cuanto a Almería, en particular, reivindicamos la ‘Autovía del agua’, un proyecto que lleva durmiendo 10 ó 15 años, y de la que una parte ya esta está hecha. Sería unir el embalse de Cuevas con Benínar y la posibilidad de llegar hasta la presa de Rules. En esa instalación se inyectaría agua de distintas procedencias para que estuviera a disposición de todos los regantes. El agua iría en los dos sentidos.
- Otro frente en continua efervescencia es el del trasvase del Tajo, sobre el que no deja de pender el riesgo de que quede eliminado por las tensiones que genera el agua entre las regiones españolas.
- El trasvase Tajo–Segura es muy importante para nosotros. Almería tiene una dotación de 15 Hm3 para regadío y 9 para abastecimiento. No podemos permitir que se suprima este trasvase y lo tenemos que defender con todas nuestras fuerzas. Castilla la Mancha lo utiliza de forma política, no sólo a nivel nacional, sino en la Comunidad Europea.
- Si algo caracteriza a los regantes de la comarca es su capacidad y valentía para proponer proyectos a la administración y participar en su financiación. ¿No es ésta una virtud para que sea tenida en cuenta?
- Desde hace muchos años hemos estado en contacto con las distintas administraciones, proponiéndoles proyectos. Ahora tenemos un proyecto en marcha, junto a Murcia y Alicante, para solucionar el problema del agua de forma definitiva. Se están estudiando todas las posibilidades desde el punto de vista económico y medioambiental. Cuando lo tengamos se lo presentaremos al gobierno. Solamente necesitamos su autorización para realizarlo. Si nos quieren ayudar económicamente, estupendo. La falta de financiación estatal no va a ser excusa para su realización. Lo haremos con o sin ayuda económica de la Administración.
- ¿Cómo va el gran proyecto de puerto seco en Pulpí? En Almería la administración regional sólo se detiene a valorar el puerto seco de Níjar, que estaría sufragado con fondos públicos, y obvia el esfuerzo que supondría el de Pulpí, que pagarían ustedes, dando una vez más ejemplo de que hay grupos y sectores en este país que no quieren supeditarse al dinero público y son capaces de labrarse su futuro sin otras armas que sus propias manos y recursos.
- Lo que necesitamos es que las obras del AVE se agilicen todo lo posible. Estamos preparados para realizar este gran proyecto. Puedo decirle que cuando llegue el primer tren tendremos en condiciones de funcionamiento el puerto seco de Pulpí. En cuanto al de Níjar, si depende solamente de ayudas oficiales, creo que su puesta en marcha puede ser más lenta. Ojalá que el puerto seco de Níjar también esté preparado.
- Recientemente se ha conocido que más de la mitad de las personas que trabajan en Almería no superan un salario de 650 euros al mes. ¿Existe esta precariedad en la agricultura?
- En Almería son muchas miles de personas las que trabajan o viven de la agricultura. No diré yo que no exista algún caso de salarios indignos, por debajo de lo que merece el trabajador, pero conozco bastante bien este sector y puedo asegurar que la retribución media en el campo que recibe un peón, está muy por encima de 1.000 euros al mes.
- Otro asunto. A tenor de las dificultades que atraviesa Galasa y de las voces partidarias de su privatización frente a las que defienden que siga siendo pública, ¿sería una buena idea que los regantes administraran también el agua de abastecimiento a los hogares? Le pregunto esto porque ustedes trabajan con caudales muy superiores a los de Galasa y apenas tienen pérdidas.
- Aguas del Almanzora gestiona unos 85 Hm3 al año. Las pérdidas de agua están en menos del 1%. Creo que Aguas del Almanzora tiene capacidad para gestionar más cantidad de agua y destinada a otros usos distintos de la agricultura.
Tenemos una muy buena relación con el personal de Galasa, gestionamos los recursos en común desde hace muchos años y conocemos algunos de sus problemas. Nosotros, incluso, ya estamos dando agua en alta a algunos municipios del Almanzora.
El talón de Aquiles de Galasa, por lo que conocemos, son sus elevadas pérdidas de agua, que en ocasiones han superado el 40%, y las deudas de agua de algunos socios, en este caso, ayuntamientos. En cualquier caso, el futuro de Galasa lo deben marcar sus accionistas/ayuntamientos. Nosotros siempre estamos abiertos a estudiar cualquier propuesta que suponga mejorar la gestión del agua en nuestra comarca.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...