Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Radio Online

EN DIRECTO

Botones

“Agua a chorro tieso” en el nuevo Centro Médico de Garrucha

No es la foto de un hospital de campaña montado por Médicos sin Fronteras en mitad de la selva amazónica, sino el insólito estado que presenta el recién estrenado ambulatorio de la localidad



Hasta los recipientes para la recogida de residuos sanitarios hubieron de ser empleados para recoger el agua que caía del techo
Javier Irigaray / 19·04·2017

Una decena de “filtraciones que son caños gordos de agua” cayendo desde el falso techo para ser recogidos en recipientes destinados al uso sanitario. No es la foto de un hospital de campaña montado por Médicos sin Fronteras en mitad de la selva amazónica, sino el insólito estado que presenta el recién estrenado ambulatorio de la localidad. 

No sólo los vecinos de Pueblo Laguna y Puerto Rey miran con temor al cielo cada vez que aparece una nube en el horizonte. Ahora también lo hacen los enfermos de Garrucha, que a las dolencias que les hacen llegar hasta las consultas del flamante nuevo ambulatorio, ahora pueden añadir el reuma y otras disfunciones provocadas por el agua que cae a “chorro tieso” desde el techo cada vez que llueve, según denuncia Álvaro Ramos, portavoz de la plataforma Imagina Garrucha, formación política integrada por Izquierda Unida, PODEMOS y Equo que quedó a tan sólo 17 votos de haber conseguido un acta en las pasadas elecciones municipales en detrimento del Partido Socialista. 

Ramos califica la situación como “esperpéntica”, y el panorama que describe es francamente desolador. “El ambiente que se vivió el pasado día 13 de marzo parecía el de una selva tropical, con el agua jarreando a chorro tieso sobre los cubos de recoger jeringuillas usadas y otros materiales que dispuso el personal sanitario para acopiar el agua, que también empapaba sábanas con el logotipo del Servicio Andaluz de Salud” colocadas a tal fin. 

“Es otra muestra –explicaba Ramos- de los recortes y remiendos que realiza la Junta de Andalucia en su sistema Sanitario. Estamos cansados de ver como el equipo de gobierno socialista de Garrucha no hace nada para solucionar tal esperpento y se preocupa más de salvar la imagen del PSOE andaluz que de la salud de sus propios vecinos”. 

El portavoz de la coalición de izquierdas recordaba que las obras no están aún recepcionadas por el Ayuntamiento de la Villa, “pero sí se organizó un acto inaugural en noviembre del año pasado protagonizado por la alcaldesa y personalidades de la Delegación de Salud, que únicamente buscaban una foto para su propaganda política”. 

La imagen que presentaba el falso techo es suficientemente elocuente del estado de 'impermeabilización' del centro

“El centro está siendo usado –añadía- a pesar de no reunir las condiciones adecuadas para ello. Antes estábamos mejor pero con las prisas por salir en los periódicos, ahora nos vemos literalmente con el agua al cuello, y nos preguntamos si todos estos defectos estructurales encarecerán la obra del centro, volviendo a pagar los ciudadanos la mala gestión de nuestros gobernantes”. 

Este escenario no es nuevo, pues durante las pasadas navidades, las lluvias ya provocaron la aparición de goteras, sin embargo, tras la visita que la alcaldesa, María Antonia López, giró el pasado 9 de marzo acompañando al delegado de Salud, José María Martín, ambos aseguraron “que se habían resuelto los problemas de humedades detectados”. 

No obstante, el agua, que tiene la virtud, según los profesionales del honrado gremio de la albañilería, de sacar todos los defectos de cualquier obra, desmintió la aseveración de delegado y regidora cuatro días después de que fuera pronunciada. “El aguacero que caía desde el falso techo se ha encargado de llamarlos mentirosos, no yo” 

Además, el término de ‘humedades’, empleado por los dos políticos socialistas para definir el problema del Centro Médico, aumentaba la indignación del representante de Imagina Garrucha. “Resulta irritante que utilicen ese eufemismo para referirse a unos chorros que había que sacar a cubos para evitar que el suelo del ambulatorio se convirtiera en una piscina”. 

Ampliación sin más plantilla 

El delegado señaló también durante su última visita que “cuando concluyan los trabajos –en los que la Junta ha invertido 600.000 euros-, Garrucha tendrá un centro de atención primaria mucho más amplio, cómodo y confortable, con capacidad para dar respuesta a futuros aumentos de población que puedan producirse en el municipio”. 

Hasta ahora ocupaba una superficie de 588 metros cuadrados, en los que se distribuían cuatro consultas de Medicina de Familia, una de Pediatría y dos de Enfermería, junto a un punto de atención continuada, con dos salas de consulta y tratamiento. 

La ampliación permitirá hacer frente al aumento de población de la localidad, ya que tendrá capacidad para atender a un municipio con 13.000 habitantes. En la zona destinada a la atención clínica de adultos se crearán seis nuevas consultas. En Pediatría, se triplicará la actual dotación, pasando de una a tres consultas, con salas de espera separadas de las de los adultos. 

Contará, como principal novedad, con un área de Rehabilitación que tendrá una superficie útil de 120 metros cuadrados y dispondrá de una consulta, una sala de rehabilitación, dos de electroterapia, así como sala de espera, vestuarios y aseos. 

La superficie añadida se completará con una zona destinada al desarrollo de talleres de formación y terapias de grupo, con una sala de Educación Sanitaria de 40 metros cuadrados. 

Pero a Álvaro Ramos no le salen las cuentas del delegado. “Me quedé atónito cuando dijo que no se aumentará el personal pero que el servicio será mucho mejor. No sé si este señor considera que los enfermos de Garrucha sanarán viendo instalaciones nuevas sin personal que los atienda. Esto es un completo disparate”. 

El portavoz de la formación de izquierdas anunció que emprenderán una campaña de recogida de firmas para exigir “una sanidad digna” y pasó a enumerar los problemas que viene sufriendo su pueblo en ese aspecto. 

“Nuestro municipio –explica- triplica la población en verano y vacaciones, sin embargo, es cuando menos personal tiene para atender a los posibles usuarios. Es cierto que en julio y agosto refuerzan el servicio con un médico, pero es que se van dos para disfrutar sus días de asueto. En las navidades pasadas, la plantilla estaba al 60% por las bajas y estuvimos 20 días sin pediatra. En los meses de estío te dan número para nueve días después”. 

“La situación es límite. A los 9.000 habitantes de Garrucha, hay que añadir que la mitad de los residentes en la playa de Mojácar, casi todos los de la de Vera y parte de la población de Turre y Los Gallardos vienen y son atendidos en nuestro dispensario, así que la ‘ratio’ de personal sanitario por habitante aquí se estrella. Los trabajadores no dan abasto. Un médico de nuestro ambulatorio, en 17 horas de urgencias atiende a 120 enfermos”. 

Como no suele haber efecto sin causa, Ramos no duda en señalar por una parte “al Ayuntamiento y a la Junta, que como son del mismo color se tapan las vergüenzas”, y, por otra, a la oposición: “El PP y el GIGA ni están ni se les espera”, asegura. 

Y, a modo de conclusión, el portavoz de Imagina Garrucha sentencia: “La Junta se ufana de que la sanidad andaluza es la repera, pero, en realidad, no es más que el decorado que necesitan para la foto”.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...