Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Radio Online

EN DIRECTO

Botones

Rosmari y Amat ‘pagarán’ la variante de la Junta

El Ayuntamiento de Mojácar ha comprometido 4,5 millones de euros para construir la 2ª fase del proyecto de circunvalación de la localidad, liberando a la Consejería de Fomento de sus obligaciones. La alcaldesa hará frente a la financiación con fondos municipales reforzados con los Planes Provinciales de la Diputación.


La alcaldesa entre los consejeros de Agricultura, Rodrigo Sánchez, y el de Fomento, Felipe López.

ACTUALIDAD ALMANZORA / 27·10·2017


En este juego de despropósitos en que se ha convertido la batalla de competencias entre administraciones, ¿quién le iba a decir al presidente de la Diputación y del Partido Popular en Almería, Gabriel Amat, que acabaría subvencionando una obligación de la Junta de Andalucía gracias a la proverbial ‘habilidad’ negociadora de una de las suyas?
Pues así parece que ocurrirá si es que el camino emprendido por la alcaldesa de Mojácar Rosa María Cano (PP), no se tuerce.
Y es que la regidora, con su rúbrica, ha librado a la administración autonómica de una deuda que mantiene con la localidad desde hace más de veinte años: la culminación de la variante que debe descongestionar el tráfico de la zona costera del término municipal.
La firma del acuerdo tuvo lugar el pasado 9 de octubre. El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, y la alcaldesa suscribieron un convenio de colaboración para la construcción de la segunda fase de la variante de la localidad, que completará la primera inaugurada en 2005 –con 10 años de retraso-, tras una inversión de 4,3 millones de euros. López, además, dejó su rúbrica en el libro de honor de la ciudad.
La segunda fase, que constará de 2,2 kilómetros, será posible gracias a la cesión al Ayuntamiento de los terrenos que ya expropió en su día el Gobierno andaluz y, muy importante, a una inversión de unos 4,5 millones de euros que habrá de presupuestar el Consistorio.
Sin embargo, los trabajos no comenzarán antes de 2019, porque la primera edil había previsto costear la mayor parte de la infraestructura con los Planes Provinciales de la Diputación Provincial, y estos fondos están asignados los próximos años, por decisión del gobierno mojaquero, a una residencia de mayores.
Esto significa que, a pesar de la escena de la firma del convenio entre la regidora y el consejero, en realidad el problema del tráfico en la costa seguirá durante años, si bien la cuestión ya no será achacable a la Junta, que ha quedado liberara de sus obligaciones, sino al Consistorio.
Así, no es de extrañar que el consejero López destacara “el esfuerzo cooperativo” realizado por Junta y Ayuntamiento para “avanzar en un objetivo compartido que mejorará las comunicaciones en una zona con alta densidad de tráfico debido al gran volumen de visitantes”, porque no ha sido pequeño el ‘esfuerzo cooperativo’ del Consistorio: 4,5 millones de euros es la medida exacta de esa cooperación.

RETRASO DE 27 AÑOS

La variante de Mojácar es un proyecto de la administración autonómica que se remonta a 1990. En 2002, tras una década de fuerte oposición vecinal en el segundo de los trayectos, que quedó sin hacer, y la subsiguiente retirada de la concesionaria por no poder la obra, la Junta licitó por fin la redacción, manteniendo la actuación en dos fases: una primera ya ejecutada con 3,3 km y un gasto de 4,3 millones de euros; y una segunda que comprendía 5,7 kilómetros y una inversión de 9,5 millones de euros.
En 2005 fue inaugurada la primera fase por el entonces delegado de Obras Públicas, Luis Caparrós, que anunció durante el acto que, como muy tarde, las máquinas estarían trabajando en la construcción de la segunda parte en el segundo semestre del año siguiente, 2006.
No fue así. Rosa María Cano desveló en un pleno ordinario celebrado en marzo de 2010, respondiendo a una pregunta del recordado concejal y exalcalde Gabriel Flores, que la Junta había paralizado el proyecto debido a que un informe de Medio Ambiente revelaba la existencia de limonium, una especie vegetal endémica, en el trazado de las obras. Sobre el terreno, otro concejal fallecido, también exexalcalde, Carlos Cervantes, desmintió sobre el terreno este argumento al contar apenas una docena de limonium, no más, dejando en evidencia que el problema no era la planta, sino la falta de dinero o voluntad por parte de la Junta.
Ahora, siete años y medio después, se retoma la infraestructura evitando afectar a la “zona medioambiental protegida o de especial sensibilidad”. Utilizando los términos de la delegación provincial de Fomento, ésa es la razón aducida para justificar que los 5,7 kilómetros iniciales se hayan reducido a 2,2 y que en vez de concluir en Macenas, lo haga bastante antes, en Cueva del Lobo. También lo es de que la inversión inicial prevista quede en 4,5 millones de euros y no llegue a los 9,5 de origen.
En virtud del convenio, la Consejería aporta al desarrollo de los trabajos los terrenos ya expropiados y realizará, si fuera necesario, los trámites de nuevas expropiaciones, pero su coste sería sufragado por el Consistorio mojaquero.
Una vez finalicen los trabajos, el Ayuntamiento habrá de devolver el vial, que pasará a formar parte de la red de carreteras de la Comunidad autónoma y será el Gobierno andaluz el responsable de conservarla y mantenerla.
Por su parte, el Ayuntamiento se compromete a financiar la redacción del proyecto de construcción, así como las expropiaciones complementarias, en caso de ser necesarias, y la ejecución de las obras.

“YO NO LO FIRMO”

“No me gusta el acuerdo. Yo no hubiera negociado con la billetera por delante”, asegura desde la oposición el socialista Manuel Zamora. “La única parte buena es que la señora Cano ha reconocido que no empezará las obras en el tiempo que el queda de mandato por tener comprometidos los Planes Provinciales. Como yo seré el próximo alcalde, pactaré otro convenio con Fomento. Ya está bien de que los mojaqueros tengamos que pagar lo que les toca a otras administraciones. La variante se une así al Paseo Marítimo y a la mayor parte de las infraestructuras de la era de Rosmari al frente de la alcaldía. Eso no pasa en ningún otro sitio. Esta forma de gobernar va a generar una deuda que será un grave problema y lastrará el futuro de Mojácar”.


Vera-Garrucha otra vez parada

Las obras de desdoblamiento de la carretera que une las dos localidades cesaron su actividad por los problemas financieros que arrastraba Detea, la única superviviente de la unión temporal de empresas adjudicataria de los trabajos.
La Junta de Andalucía, para evitar un retraso aún mayor, instó a la compañía a que cediera el contrato a otra y, de ese modo, evitar una nueva licitación. Finalmente, Detea ha llegado a un acuerdo con el almeriense Grupo Tejera, que será el encargado de culminar el contrato.
Por otra parte, el Consejero de Fomento, Felipe López, anunció el pasado 10 de octubre la pronta licitación de los dos tramos pendientes que conectarán la Autovía del Almanzora con la A-7. El primero de ellos saldrá a concurso antes de final de año y el otro en el próximo mes de abril. Las obras de esos tramos están presupuestadas en 64 millones de euros.
Además, el Consejero aprovechó su visita para poner la primera piedra del enlace que conectará la carretera Cuevas-San Juan de los Terreros con el Polígono Industrial de el Borja, unos trabajos que durarán 8 meses y en los que la Junta invertirá 1 millón de euros.
Asimismo, anunció la próxima actuación en la variante norte de Vera, con una rotonda en el peligroso cruce hacia Cuevas del Almanzora. Importará 657.853 euros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...